ConPan
Recetas Sitios

Salmón ahumado casero

Votos de usuario : 4.5 / 19 votos
Click en tu Voto  :

Teniendo este salmón ahumado en la nevera (o en el congelador) siempre sorprenderás por lo agradable que queda, y además es fácil hacer.

No es que sea exactamente igual que los comerciales, pero sí muy parecido, y seguro que te agradará el resultado, si tienes un poco de paciencia.

Salmon ahumado casero
Para unas 16 raciones

Dificultad: normal
T. Preparación: 20 min.
T. Espera: 48 horas
T. Cocción: 36 horas

Ingredientes:

1 Kg. Salmón en una pieza (cuanto más grande sea el salmón mejor)
500 gr. sal gorda marina
150 gr. azúcar normal
100 gr. azúcar morena
2 cucharaditas colmadas sal de humo ONENA (u otra sal ahumada fina)

Elaboración:

Separar en dos mitades el salmón, quitando la espina central del salmón y todas las laterales, inclusive las que quedan "clavadas", éstas con unas pinzas. No quitar la piel. Lavarlo bien y secarlo.

Mezclar bien la sal, los azúcares, y una cucharadita de sal de humo. La otra cucharadita repartirla por encima de la carne del salmón.

En un recipiente donde quepa justo el salmón, poner una capa de sal, un lomo con la piel hacia abajo, otra capa, el otro lomo con la piel hacia arriba y a la inversa, y cubrir con el resto de la sal.

En caso de que no ajuste bien (como al final ocurrió en el día que hicimos estas fotos) también podemos poner un lomo al lado del otro, con tal de que queden ajustados al recipiente, y los podamos cubrir bien.

 

 

Tapar bien con plástico transparente para no dejar olores y meter al frigorífico.

Dejar el salmón marinando entre 24 y 48 horas, dependiendo del grosor del salmón y de lo hecho que guste que quede (inicialmente prueba con 36h.). En el intermedio (sobre todo si hemos puesto dos capas) dar la vuelta al montaje para que se haga más por igual.

Concluido el marinado, sacar el salmón y quitar bien toda la sal, pasándolo un momento por agua incluso. Secarlo bien. Quitarle la piel ahora (si fuera muy grueso, se podría haber quitado antes de marinar).

Y lo más importante: no probarlo todavía! Hay que dejar el salmón 2 días cubierto de aceite de oliva suave ( 0,4º ) para que se termine de hacer. O bien en un "tupper" cubierto del todo, o simplemente embadurnarlo bien de aceite y meterlo en una bolsa y cerrarla bien cuidando de que no quede aire.

El salmón ahumado así en casa se puede conservar unos dias en la nevera sin problemas, sobre todo si queda bien cubierto de aceite. Aunque también podemos congelarlo en porciones (envueltas individualmente en film transparente), que nos durará unos meses.

Aparte de utilizarlo en otras elaboraciones (como ensaladas), podemos comer el salmón ahumado sin más, cortado fino al biés, sobre tostas de pan con mantequilla, y acompañado de cebolleta y pepinillo muy picados.

Nota: con ésta misma elaboración, pero suprimiendo la sal de humo (y si queremos poniendo eneldo y/o pimienta blanca en su lugar) podemos hacer un salmón marinado muy rico.

Escribe tu Comentario: