ConPan
Recetas Sitios

Langostinos en dos texturas

Votos de usuario : 4.3 / 9 votos
Click en tu Voto  :

Esta receta es de un aperitivo diferente, que hemos realizado basándonos en 2 tipos de elaboración vistas por ahí, sobre todo más común la primera, pero sin el toque especial nuestro ;)

Partiendo de langostinos frescos o descongelados, y en poco tiempo, podemos hacer un plato que te sorprenderá por la combinación de dos diferentes texturas y sabores. A unos gustará más un tipo y a otros el otro, pero está bien poder comparar...

Langostinos en dos texturas
Para 2 raciones

Dificultad: normal
T. Preparación: 30 min.
T. Cocción: 10 min.

Ingredientes:

8 langostinos medianos
2 cucharadas de harina para tempura
2 cucharadas de semillas de sésamo
1 patata mediana
sal
aceite para freír

Elaboración:

Lo primero de todo es pelar los langostinos, dejando las colas limpias (y cuidando de quitar la tripa) pero conservando el último segmento de la cascara para que queden con la cola entera adherida. Los ponemos en una tabla, salamos por ambos lados, y reservamos.

Luego prepararemos la patata. La pelamos y la rallamos con un rallador que haga tiras finas (como se suele hacer la zanahoria). No hay que hacerlo con mucha antelación pues se oscurece la patata y además suelta agua. De todas formas habrá que escurrirla antes de usarla, o incluso estrujarla con las manos para que no esté muy húmeda.

Por otro lado preparamos una tempura con harina especial de tempura, un poco de sal y agua fría. Que quede en su punto de espesor para que se adhiera pero no deje una capa muy gruesa.

Pasamos la mitad de los langostinos por la tempura, cogiéndolos por la cola para ello (así además de ser más fáciles de manejar, la cola no cojerá masa). Luego los pasamos por un platito en donde hayamos esparcido las semillas de sésamo, pero no rebozándolos completamente, sino justo tumbándolos sobre ambos lados para que cojan parte de semillas adeheridas a la masa de tempura.

La otra mitad de langostinos los envolveremos en la patata. Esta operación no es muy fácil, pues hay procurar que queden cubiertos por todos lados, pero que la patata no quede muy apelmazada. También influye la calidad de la patata para que el resultado sea correcto.

Una vez preparados todos los langostinos, los pasamos a freír en la freidora por tandas. Que se dore la patata en los que lo lleva, y coga un poco de color el sésamo en los otros (aunque no se dorará, así que ojo con pasarse de tiempo).

Los vamos sacando a una fuente con papel absorbente, y cuando estén todos los salamos ligeramente con sal fina.

Podemos recalentarlos un poquito en el horno si vemos que se han quedado fríos para la hora de comer. 


Otras recetas que te pueden interesar...
... o quizás prefieras Ver más Pintxos y Tapas

No hay comentarios
Escribe tu Comentario: